Comprar guía
cubaguiagay.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
Valores arquitectónicos  X 

El mar Caribe es algo más que sol y playa. Entre su gente se erigen preciosos edificios que poseen un valor arquitectónico incomparable, que han dado lugar a un sinfín de hermosas pinturas, postales y fotografías a lo largo de su historia, pero, al mismo tiempo, a que organismos internacionales reconozcan la historia que esconden tras sus paredes, que los han hecho merecedores del título de Patrimonio Histórico de la Humanidad.

América alberga las más hermosas y antiguas ciudades coloniales, y en especial el Caribe guarda celosamente las joyas más bellas de la región, testigo fiel de la arquitectura colonial española en este continente, que sin duda no debes perderte.

Entre los valores arquitectónicos más importantes de Cuba se encuentran La Catedral de La Habana, vieja y misteriosa, contradictoria y enigmática, este edificio se encuentra situado en La Habana Vieja, ciudad que exhibe lo mejor del barroco español a través de sus calles adoquinadas, llena de palacetes y casas señoriales donde convivieron duques y marqueses.

También están el Gran Teatro de La Habana, sede de la Opera y el Ballet Nacional de Cuba; El Hotel Inglaterra, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, El Castillo de los Tres Reyes del Morro, situado a la entrada de la Bahía habanera, y que dan una idea de la supremacía y riqueza de la ciudad en aquellos tiempos, punto de encuentro entre América y Europa.

Pero no solo el barroco tiene su presencia en esta villa. Estilos tan diversos como el Neoclásico, el Art Nouveau, Art Deco y Ecléctico dan muestra de que los mejores estilos hallaban aquí una representación y fiel acogida.

También en sus suburbios se desarrollaron lo que hoy conocemos como Miramar, Marianao, Cubanacán y Playa. La exuberante y rica Miramar se estableció con el patrón americano de cuadrícula y se convirtió en el hogar favorito de diplomáticos y extranjeros.

La terminal de trenes (1912), la Universidad de la Habana (1906-1940), y el Capitolio Nacional (1926-1929) son un buen ejemplo del estilo ecléctico. Este edificio es una réplica del Capitolio en Washington. La cúpula de 62 metros fue en su momento el punto más alto de la ciudad y un ejemplo de la influencia y la riqueza derivada de los EE.UU, destronada hoy por el monumento a José Martí, en plena Plaza de la Revolución, desde donde se divisa la capital cubana en toda su extensión.

Los mejores bares, restaurantes, discotecas, fiestas, eventos, zonas de ocio y playas LGTB de Cuba... Vive la experiencia...